Concierto y Homenajes en Vigilia del 27 F

157

Justo a la 00:00 horas del  este 27 de febrero , en la ribera sur del río Maule, la I. Municipalidad de Constitución, el programa Desafío Levantemos Chile y la Fundación Japón, desarrollaron una emotiva y linda velada  conmemorativa al cumplirse tres años de un nuevo aniversario del terremoto que afectó a gran parte de la zona central, dejando 102 víctimas fatales en al comuna costera (10 de ellas continúan desaparecidas).

En el encuentro, que estuvo acompañado por las melodías del orfeón nacional de Carabineros, participó  la familia de músicos japoneses Kominato, que vivieron el terremoto y tsunami en la ciudad de Sukagawa de Japón, los que perdieron  su hogar y debieron huir. En la ocasión,  realizaron un concierto denominado “A nuestros amigos lejanos: De todo corazón”, que se enmarca dentro de un programa cultural, en el que jóvenes entrevistaron a personas que vivenciaron  y sufrieron pérdidas   en los terremotos y tsunamis, describiendo sus miedos, sensaciones que se transformaron en poesía y fueron musicalizadas.

[scrollGallery id=13]

Uno de los momentos más siginifiactivos se vivió cuando la primera autoridad de la comuna rindió un  sentido homenaje  al Ejército de Chile, personificado en la figura del coronel Marcelo Pooley  Liscombe, por la entrega en su labor post terremoto y que ayudó a fortalecer las confianzas entre la comunidad maucha.

Recibieron esta distinción  en representación del Ejército  el comandante de operaciones terrestres, general de división Daniel Arancibia Clavel y en nombre de Pooley lo hizo el  coronel Eduardo González Goncalves, director de la escuela de artillería del Ejército.

Por su parte, el cantautor chileno Keko Yungue obsequió una fotografía a Emilio Gutiérrez, quien perdió a su padre y a su hijo en el río, en la que se le muestra trabajando con empeño en una embarcación con la que buscó a sus seres más queridos.

Otro de los mimutos  más emotivos resultó ser, ya avanzada la madrugada, cuando subieron hasta el escenario María Contreras y su tía Sandra Contreras, quienes perdieron  a sus seres queridos esa trágica noche en el río Maule.

Con lágrimas en los ojos y a penas pudiendo hablar, María Contreras agradeció a la comunidad por el apoyo entregado todos estos años y en especial, el del alcalde Valenzuela  por no dejarlos solos ni un  instante, a pesar del  dolor y la desesperanza de muchas jornadas.

El encuentro culminó con un servicio religioso, luego se  tocó una campanada por cada fallecido esa noche en la comuna, seguido del encendido de antorchas en la orilla sur de isla Orrego, la que comenzó en el mismo lugar donde se encuentra el memorial.  A lo que Sandra Contreras agregó las ya tradicionales velas encendidas en esta fecha, que fueron depositadas en el lecho del río Maule.